Ética y Profesionalidad

Ética y Profesionalidad

Los pilares de nuestro trabajo

NUESTRO OBJETIVO ES OFRECER UN SERVICIO DE CALIDAD, DISCRECCIÓN Y MÁXIMA GARANTÍA DE ÉXITO. PARA ELLO, HEMOS ESTABLECIDO UN CÓDIGO ÉTICO Y UNAS BASES DE PROFESIONALIDAD QUE SIEMPRE ESTÁN PRESENTES EN EL DESARROLLO DE NUESTRO TRABAJO.

“Podrás engañar a todos durante un tiempo; podrás engañar a alguien siempre; pero no podrás engañar siempre a todos.”

Abraham Lincoln

ÉTICA: NUESTRO CÓDIGO

Creemos en ella y la tomamos como base y fundamento de nuestro negocio.
Creemos y aplicamos una política de igualdad de oportunidades, independientemente de la raza, el sexo, la edad o la religión.
Creemos en el trabajo en equipo y en la colaboración. Buscamos un buen clima laboral.
Cumplimos nuestra palabra y mantenemos nuestros compromisos, con nosotros mismos y con nuestros clientes y candidatos.
Tratamos a la gente con dignidad y respeto.
Insistimos en comprobar la fiabilidad y veracidad de la información que suministramos.

PROFESIONALIDAD: NUESTRAS BASES

Confidencialidad

  • Es uno de los pilares que sostienen nuestra firmadiscreción, confidencialidad y secreto profesional; por ello, clientes y candidatos pueden confiar plenamente en nuestro equipo.
  • Toda la información suministrada por nuestros candidatos será tratada con la máxima confidencialidad.
  •  La identidad de nuestros candidatos solo será revelada con su expresa autorización.
  •  La identidad de nuestro cliente nunca será revelada sin su autorización expresa.
  •  El resultado de nuestro trabajo solo será revelado a aquellas personas de la organización cliente que estén expresamente autorizadas para recibir la información.

Implicación

  • Sentimos los proyectos de nuestros clientes como nuestros. Nos sentimos sus “socios” y nos gusta comprometernos con ellos.
  • Un candidato nunca será presentado a más de un cliente a la vez.
  • En las ocasiones en las que el candidato seleccionado y contratado abandone la compañía antes del plazo pactado con nuestro cliente y ello se deba a causas objetivas relacionadas con la inadecuación de su perfil profesional al puesto para el que fue contratado, seleccionaremos un sustituto apropiado, sin facturar honorarios adicionales.

Transparencia

  • Todos los candidatos serán minuciosamente informados de la marcha del proceso y del estado de su candidatura.
  • Los candidatos serán requeridos para dar su expresa autorización sobre la más mínima información sobre ellos.
  • La comprobación de referencias formales no será llevada a cabo sin el conocimiento y la aprobación expresa del candidato.

Off-limits

  • Nos comprometemos a no reclutar profesionales de nuestro Cliente durante el período que establezcamos mutuamente. Este principio recoge algunas excepciones, como cancelación del proyecto o autorización expresa de nuestro cliente.
  • El profesional que haya sido contratado mediante nuestra intervención no podrá ser considerado para otro proceso durante un periodo mínimo de cinco años, salvo expresa petición de nuestro cliente.

Respeto

  • Tratamos a nuestros candidatos con el mayor respeto. Son nuestro “producto estrella” y su triunfo es nuestro triunfo.

IN MEMÓRIAM

José Rosón fue un hombre insaciable en su afán de aprender e innovar,  virtudes propias de los grandes sabios, y además, generoso con su sabiduría, que compartía con desinterés. Los que estuvimos cerca de él, tuvimos el grandísimo privilegio de aprender muchas de sus virtudes que ya nos pertenecen a modo de legado y que recibimos con honor y responsabilidad. Nos llena de orgullo y satisfacción el haberle tenido como padre y por ello damos gracias a Dios.

Muchos de los que le conocieron compartiran con nosotros la opinión de que una de sus mayores cualidades era su capacidad de visualizar y proyectar el futuro. Él mismo fue un avance de sus tiempos ya que aunque vivió la mayor parte de su vida en el siglo XX constituye el modelo de humanista del siglo XXI con muchos de los atributos necesarios para hacer frente a los tiempos cambiantes que vivimos: tolerancia, visión global, afán de superación y mejora,  una imaginación sin limites, un liderazgo natural para ilusionar y conciliar, buen juicio, compromiso… Era además un gran admirador de los valores femeninos y de la importancia de su participación activa en la sociedad.

D. José buscaba la Excelencia y tenía la capacidad de hacer que las cosas fueran excelentes. Siempre pensaba en grande y nos hacía sentir grandes a los que estábamos con él, sin perder nuestra sencillez. Nos protegía, sin agobiarnos; nos motivaba, sin empujarnos; nos educó con el ejemplo en valores y ética.

Fue un placer coincidir con él en esta vida; un regalo de Dios tenerle como padre, una gran suerte contar con él como consejero y el mayor lujo del mundo, tenerle como amigo, el mejor.

Luchador hasta el final, positivo y vitalista, en sus últimos años libró una durísima guerra que fue su enfermedad y aun en esos terribles momentos, los que estuvimos a su lado continuamos aprendiendo.  Nos enseñó con maestría ejemplar cómo enfrentar los obstáculos de la vida, con fortaleza, templanza, prudencia y justicia.

Decimos adiós a un caballero; a un Hombre Bueno, con mayúsculas; no sólo bueno en el sentido de bondad, que también, sino  por su integridad y ejemplo del buen hacer.

Ara Rosón de Beas,

Madrid 22 de octubre de 2009