Política de Cookies

Política de cookies

Cookies son pequeños archivos de datos o conjunto de caracteres que se almacenan en el disco duro o en la memoria temporal del ordenador de un usuario cada vez que se accede a páginas de ciertos sitios web. Se utilizan para que el servidor al que se accede pueda conocer las preferencias del usuario cuando este accede de nuevo.

El accesso a este sitio web puede implicar el uso de cookies, cuyo propósito será facilitar la compra on-line de productos y servicios en oferta y servir de publicidad o información de interés de ciertos contenidos para el usuario.

Las cookies utilizadas no pueden leer los archivos cookie creados por otros proveedores. Los usuarios tienen la opción de configurar su navegador para avisarles por pantalla cuando reciben cookies y evitar su instalación en el disco duro. Para ello, los usuarios deben consultar los manuales o instrucciones de su navegador para obtener más información

Ninguna cookie permite extraer información del disco duro de los usuarios o acceder a datos personales. Simplemente asocian el navegador de un ordenador con un código anónimo. La única manera en que los datos privados de un usuario puedan formar parte de un archivo cookie es si el usuario proporciona dicha información al servidor

IN MEMÓRIAM

José Rosón fue un hombre insaciable en su afán de aprender e innovar,  virtudes propias de los grandes sabios, y además, generoso con su sabiduría, que compartía con desinterés. Los que estuvimos cerca de él, tuvimos el grandísimo privilegio de aprender muchas de sus virtudes que ya nos pertenecen a modo de legado y que recibimos con honor y responsabilidad. Nos llena de orgullo y satisfacción el haberle tenido como padre y por ello damos gracias a Dios.

Muchos de los que le conocieron compartiran con nosotros la opinión de que una de sus mayores cualidades era su capacidad de visualizar y proyectar el futuro. Él mismo fue un avance de sus tiempos ya que aunque vivió la mayor parte de su vida en el siglo XX constituye el modelo de humanista del siglo XXI con muchos de los atributos necesarios para hacer frente a los tiempos cambiantes que vivimos: tolerancia, visión global, afán de superación y mejora,  una imaginación sin limites, un liderazgo natural para ilusionar y conciliar, buen juicio, compromiso… Era además un gran admirador de los valores femeninos y de la importancia de su participación activa en la sociedad.

D. José buscaba la Excelencia y tenía la capacidad de hacer que las cosas fueran excelentes. Siempre pensaba en grande y nos hacía sentir grandes a los que estábamos con él, sin perder nuestra sencillez. Nos protegía, sin agobiarnos; nos motivaba, sin empujarnos; nos educó con el ejemplo en valores y ética.

Fue un placer coincidir con él en esta vida; un regalo de Dios tenerle como padre, una gran suerte contar con él como consejero y el mayor lujo del mundo, tenerle como amigo, el mejor.

Luchador hasta el final, positivo y vitalista, en sus últimos años libró una durísima guerra que fue su enfermedad y aun en esos terribles momentos, los que estuvimos a su lado continuamos aprendiendo.  Nos enseñó con maestría ejemplar cómo enfrentar los obstáculos de la vida, con fortaleza, templanza, prudencia y justicia.

Decimos adiós a un caballero; a un Hombre Bueno, con mayúsculas; no sólo bueno en el sentido de bondad, que también, sino  por su integridad y ejemplo del buen hacer.

Ara Rosón de Beas,

Madrid 22 de octubre de 2009